Un Gobierno torpe

Gobierno de la República de Costa Rica

Gobierno de la República de Costa RicaYo estoy de acuerdo con Presidencia y  el MICITT con respecto al hecho que  sanciones tan graves como cerrar medios de comunicación no tenían la más mínima posibilidad de  convertirse en ley de la República.

Sin embargo, difiero grandemente con respecto a que este tipo de propuestas no sean una amenaza para nuestra democracia, porque lo son. Y deben aplastarse como a  mosquitos con dengue a 100 km de su objetivo humano más cercano.

Quien siquiera insinúe que en nuestro país tengamos que tomar un camino donde se permita la violación de derechos fundamentales por razones políticas es una persona que merece no sólo ser removida de su cargo, sino debe ser señalada públicamente y pagar el costo político.

Sinceramente no creo que la iniciativa provenga ni de la ex ministra o del  ex viceministro del MICITT, sino de un actor político, con mucho más poder, y lo suficientemente torpe como para pensar que  el poder le alcanza para amedrentar medios de comunicación y que en caso de jalarse una torta el precio a pagar es tan “bajo” como una embajada.

Algún día este gobierno entenderá que para tener una buena comunicación no se debe dejar nada  a la improvisación y cuidar  bien los detalles.

Pero cuando no se es capaz de remover la mancha expansiva más grande, mucho más difícil poner atención a esos pequeños detalles que le rodean y  que generan crisis todos los días.

Las manchas simplemente no tienen habilidades políticas.

Relacionado:

Propuesta del Micitt frenada en seco por Marlon Mora.

El jet de la presidenta

El jet de Laura Chinchilla
El jet de Laura Chinchilla

Imagen vía crhoy.com

La verdad es increíble como este gobierno no deja de salir de una para meterse en otra, y sinceramente no veo posible que exista alguien que pueda estar haciendo las cosas tan mal ¿ o sí?

Cuando leí la noticia del viaje de la presidenta a un evento privado, lo primero que me cuestioné fue si el Estado estaba pagando por este viaje privado, y cuando el Ministro Chacón afirmó que era una empresa privada que se dedicaba a asuntos agrícolas, inmediatamente me cuestioné “¿Qué interés tiene esa compañía en el país?“. La verdad es que no hay almuerzo gratis, en estos tiempos la transparencia es rey,  y como ciudadano es un asunto de mi interés.

Esas son preguntas muy básicas que se va a preguntar cualquier ciudadano, y con más razón cualquier periodista que por su trabajo está obligado a hacerse esa y más preguntas, lo cual no tiene nada de malo, ya  que es un servicio que le hacen estos profesionales al país, más que a la empresa para la que trabajan. El trabajo del Ministro de comunicación, por consiguiente, debe centrarse en contestar esas preguntas, por lo que para hacer un buen trabajo tiene que ser un previsor, no un improvisador, y bajo ninguna circunstancia un “desinformado” o mentiroso.

¿Cuál es la necesidad de mentir al afirmar que una empresa se dedica a asuntos agrícolas, cuando la realidad es que se dedica a la extracción de petróleo crudo y gas natural? ¿Miente el Ministro Chacón o habla sin estar debidamente informado? Desde mi perspectiva ambas opciones son sumamente graves, ya que cualquier mala comunicación que provenga de él, puede provocar una crisis en comunicación, la cual por la naturaleza de su trabajo está obligado a evitar.

Cualquiera podría pensar que si un presidente viaja con su Ministro de comunicación debe estar [email protected] desde el área de la comunicación, y no como pasó, que queda totalmente expuesta ante la improvisación de un funcionario. Lastimosamente la presidenta eligió para ese puesto a un político, y no a un comunicador de profesión,y está pagando las consecuencias.

En el caso en concreto, si el Ministro de comunicación considera indefendible ante la prensa el uso de de un jet privado de una empresa petrolera, ¿por qué le recomienda a la presidenta hacerlo? Y señora presidenta, si la norma de estos tiempos es que todo acto será cuestionado, ¿no debería hacerse usted ponerse en los zapatos de un ciudadano y hacerse las preguntas que se haría un ciudadano antes de aceptar una colaboración de una empresa privada?

Señora presidenta, si usted cree que está haciendo un buen trabajo, como lo afirmó en 7 días, lo mejor es que realice cambios en comunicación. Si quiere resultados diferentes comunique diferente. No es muy tarde para cambiar de  Ministro de comunicación, y contratar a una persona con  la preparación académica para el cargo, ya que las buenas intenciones no bastan.

Cuando el mal trabajo de una persona se puede traducir en una bronca penal, definitivamente es hora de buscar un cambio.  Y claramente esto siendo bien pensado.

Y usted, estimado lector ¿qué piensa? 

Actualización:

Casa Presidencial limita a 3 preguntas a la prensa. vía crhoy.com 

Comentario adicional: ¿En realidad creen que limitar las preguntas de la prensa le hace algo de bien en el campo de la comunicación?