El problema no es de La Tocola

tocolaHace unos días me di cuenta que existía una página de Facebook que se llamaba “La Tocola” que estaba generando mucha polémica en redes sociales, vi los videos y la verdad solo uno me dio gracia.

Reconociendo que no soy el público meta decidí seguir con mi vida y no me detuve a hacer un comentario negativo porque  ¿En qué me afecta lo que hace La Tocola? 

La verdad es que me agradan los proyectos alternativos como el de “La Tocola” donde se hacen esfuerzos por sacar algo diferente, salirse del cajón y darle a nuestra sociedad la posibilidad de consumir contenido que le guste.

A mi no me gusta el material de La Tocola, tampoco he consumido marihuana y aunque estoy a favor de que se legalice estoy convencido de que el mensaje de La Tocola ayuda poco o nada en esta lucha para legalizar la marihuana.

Raquel, como se llama la creadora de este personaje ficticio tiene el derecho de hacer su intento, porque quienes creemos en la libertad de expresión no podemos apoyar solo a quienes piensen igual que nosotros o a quienes se expresan de acuerdo a lo que nos parece correcto, adecuado o hasta gracioso.

Apuesto que a causa de la atención mediática se va a mejorar el personaje y talvez hasta se logre tener un mensaje inteligente. La muchacha se ve que tiene el potencial.

El problema no es de La Tocola

latocola

Si usted es padre de familia y cree que La Tocola es mala influencia para sus hijos, qué pena recordarle que desde que les dio acceso a internet ellos pueden acceder a los contenidos disponibles y que sino se les dio buena educación e inculcó valores es factible que ya estén consumiendo contenidos realmente nocivos y hasta peligrosos para ellos. Si le preocupa La Tocola mejor ni le cuento que otras cosas se pueden encontrar por ahí.

La Tocola se viraliza porque hay un público que le gusta ese contenido y si un contenido de este tipo se viraliza es porque hay personas que le dan la bienvenida y lo comparte. Si a sus hijos les llega este contenido es porque tienen enlaces que les pasan este contenido.

Esto es como Trump en Estados Unidos o los políticos de nuestro país: son un reflejo de la sociedad en la que se encuentran.

Dejen a La Tocola ser La Tocola y que su comunidad le aplauda todo lo que haga.  En vez de preocuparse por una muchacha sobre la que ustedes no tienen responsabilidad, preocúpense por sus hijos o seres queridos para que no caigan en las garras de verdaderas amenazas para la sociedad.

¡La Tocola es comedia, déjenla ser! ¡Sino le gusta no la consuma, así funciona internet!

Hay verdaderos peligros en internet que los papás ignoran: ¡la educación es la mejor vía y no la censura…..!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *