Sobre el embajador tico en China: La educación formal no lo es todo.

La verdad cuando leí la noticia de que el embajador tico en china sólo cuenta con título de secundaría, me sorprendí y más todavía que supuestamente el Presidente lo defendía. ¡Me parecía increíble!

Pero leyRicardoLeon-310x465endo la nota me doy cuenta que el señor Ricardo León, tiene experiencia diplomática, domina perfectamente el mandarín y mucha experiencia en Oriente. 

” León ha ocupado dos cargos diplomáticos. En el gobierno de Rodrigo Carazo (1978-1982) fungió como agregado en Taiwán y durante la primera administración de Oscar Arias, entre 1986 y 1990 fue cónsul en Hong Kong.

Además de esto, entre 1980 y 1982 fue asesor en mercadeo en Taiwán para la empresa China Economic News Service (CENS) y  Taiwan External Trade Development Council (TETDC).

En 1983 se desempeñó también como gerente de recursos humanos en la Corporación de Costarricense de Desarrollo (Codesa) y asesor de la Presidencia en Asuntos de Promoción de Inversiones y Negocios”  vía crhoy.com

Yo NO conozco al señor León, pero al menos en papel parece tener aptitudes para el puesto, inclusive más que un Ingeniero Industrial. El  tener experiencia diplomática, hablar mandarín fluidamente, conocer la cultura y haber trabajado anteriormente con patrón asiático, no es algo que se consiga tan fácil por estos lados.

Estoy de acuerdo en que los embajadores deberían tener carrera diplomática y sólo deberían escogerse personas profesionales, pero el cartón tampoco lo es todo, en cuanto a conocimiento y profesionalismo.

Aunque pienso que este gobierno nos debe y mucho, tampoco se debería criticar todo sólo por criticar.

El llanto presidencial.

El presidente de la República  lloró en tierra ajena, tratando de justificar lo que no ha logrado comunicar ni con hechos, ni en sus propios medios y mucho menos con sus intervenciones diarias en prensa de la forma incorrecta e inoportuna.

El llanto presidencial tiene buena pluma y nos recuerda al candidato por quien muchos votamos, pero se recibe en momentos donde los ciudadanos esperamos palabras sustentadas en hechos.  Y desde donde lo vemos, este gobierno nos está debiendo. ¡Mucho!

Cuando los hechos no hablan y hasta la comunicación corporal luce enjachadora, podemos concluir que este gobierno tiene problemas graves de comunicación.

Luis Guillermo Solís enjachando y su Ministro con mirada perdida.

Luis Guillermo Solís enjachando, y atrás el el Ministro más seguro de todos. Foto ADN

Por otro lado, el  Ministro de la presidencia luce como una caricatura insegura ante cada consulta de la prensa y más parece estar ahí por méritos en campaña que por ganárselo día a día con eficiencia. Lo que merece es un “ascenso” a un lugar donde no tenga contacto con el mundo, porque un despido podría generar más mal que bien.

Algunos dicen que la prensa está en contra de este gobierno, yo digo que es el gobierno quien facilita el material circense  que venden los medios día a día.

Y cuando no se quiere reconocer la verdad se tilda de villano a quien sí está haciendo su trabajo: la prensa.